jueves, 7 de julio de 2011

FRAUDE ELECTORAL DE 1988

Fraude electoral de 1988 

En el proceso de las elecciones de domingo 6 de julio de1988, se realizó en México una de las elecciones con mayores expectativas para los partidos políticos y la sociedad. Fueron las mismas que transcurrieron en un supuesto fraude electoral que marcó el sentido y rumbo del país.
El día de las votaciones
Los candidatos a la presidencia eran Carlos Salinas de Gortari del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Cuauhtémoc Cárdenas del Frente Democrático Nacional (FDN), Rosario Ibarra de la Piedra del Partido Revolucionario de los Trabajadores y Manuel Cloutheir del Partido Acción Nacional.
Tras el cierre de las casillas en las elecciones, empezaron las irregularidades debido, en declaraciones del secretario de gobernación en esos años, Manuel Bartlett, a la poca afluencia de información preliminar de las votaciones por presuntas “dificultades” en su recepción.
En el proceso de las elecciones de domingo 6 de julio de1988, se realizó en México una de las elecciones con mayores expectativas para los partidos políticos y la sociedad. Fueron las mismas que transcurrieron en un supuesto fraude electoral que marcó el sentido y rumbo del país.
El día de las votaciones
Los candidatos a la presidencia eran Carlos Salinas de Gortari del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Cuauhtémoc Cárdenas del Frente Democrático Nacional (FDN), Rosario Ibarra de la Piedra del Partido Revolucionario de los Trabajadores y Manuel Cloutheir del Partido Acción Nacional.
Tras el cierre de las casillas en las elecciones, empezaron las irregularidades debido, en declaraciones del secretario de gobernación en esos años, Manuel Bartlett, a la poca afluencia de información preliminar de las votaciones por presuntas “dificultades” en su recepción.
En la madrugada del 7 de julio, en medio de reclamos y confrontaciones se confirmó el triunfo del PRI por el mismo partido. En este contexto, el 10 de julio, el panista Manuel Cloutheir puso en marcha su campaña de desobediencia civil con un manifiesto que invitaba a aplicarlo en todos lo sectores con bloqueos a puentes internacionales y carreteras, y boicots contra los medios de comunicación por la manera en que cubrieron la información, especialmente contra Jacobo Zabludovsky, comunicador de Televisa, la cadena televisiva más importante de México
El 16 de julio, Cuauhtémoc Cárdenas convocó a un gran número de manifestantes en el Zócalo capitalino, quienes también estaban en contra de la imposición de Salinas de Gortari, con lo que empezó en el país una serie de manifestaciones masivas.
La Comisión Federal Electoral encabezada por el secretario de gobernación otorgó la constancia de mayoría a Carlos Salinas de Gortari. No obstante, por la irregularidad de los resultados la Cámara de Diputados se instaló como colegio electoral para calificar el proceso electoral y dar el visto bueno.
Intento de verificación
Para tal objetivo, durante los primeros días de septiembre, los opositores a los resultados, trataron de verificar los paquetes electorales para comprobar el fraude, pero el ejército nacional impidió que se abrieran las 25 mil casillas de las que no se conocía información. De igual manera, el Partido Revolucionario Institucional se apuso a cualquier acción de revisión a las boletas.
La demanda opositora de abrir las casillas electorales no fructificó, pero se reavivó años más tarde ante la decisión de la mayoría de la Cámara de Diputados de quemar cualquier indicio de la existencia de las boletas que, supuestamente, demostraban el triunfo de Cuauhtémoc Cárdenas.
Con esta acción se borraron las pruebas de lo que fue uno de los fraudes electorales de mayor algidez para México, ya que no sólo mostró la supremacía del partido político poderoso, sino también el reclamo de un pueblo indispuesto a la imposición de un presidente que, finalmente, logró permanecer en el poder sin mayores problemas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada